Inicio > Iglesia > Neocatólicos

Neocatólicos


El blog del Padre Joseph O’Leary da cuenta de un nuevo fenómeno en la Iglesia, The Neocath o, en cristiano, los neocatólicos [Via The Curt Jester]. Según este sacerdote, los neocatólicos forman parte de uno de los fenómenos más inquietantes del catolicismo romano actual, una nueva generación de católicos que se vuelve cada vez más tradicional y conservadora en sus patrones de pensamiento. Una de las causas del aumento de este fenómeno sería (marcha imperial, por favor) Juan Pablo II.
Algunas características de los neocatólicos que anota el padre:

  1. Tienden al puritanismo sexual, ciñiéndose a la más estricta doctrina católica a ante las consecuencias de la revolución sexual (SIDA, pornografía divorcio).
  2. Son furiosos apologistas que combinan fundamentalismo bíblico y doctrinario, desechando los estudios bíblicos modernos y los estudios hermenéuticos.
  3. Se ubican en franca oposición la modernidad. Consideran que la cultura de discusión de la democracia liberal resulta relativista y claman por un firme voz de autoridad que ponga fin a la confusión.
  4. Creen fuertemente en el infierno.

Más allá del tono general del artículo, que es bastante derogatorio, da cuenta de un fenómeno real de reacción ante las exageraciones y el desorden que ocurrió luego del Concilio Vaticano II y que afectó fuertemente al mundo angolsajón europeo. Con decir que, luego que Pablo VI pronunció la encíclica Humane Vitae, los obispos canadienses emitieron una carta diciendo que su contenido era “opcional”, que cada católico podía ver si la estimaba adecuada para su vida o no.

Advertencia: esta situación no tuvo por causa al Concilio, indudablemente se venía preparando de antes, con cosas como la revolución sexual y la crítica histórica como método para analizar los textos sagrados. Lamentablemente, los proponentes de estos cambios se fundaron en “El Espíritu del Vaticano II” para justificar sus propias tendencias, que no se encontraban entre los textos que emitió el concilio, ni entre los Padres Conciliares.

Lo más interesante es que los neocatólicos no son viejos que añoran las misas en Latín sino que son jóvenes, o al menos más joven que la generación del Padre O’Leary. En latinoamérica, preocupados como están los obispos de la pobreza, “El Espíritu del Concilio” no pegó tan fuerte, pero aún así produjo cosas como la teología de la liberación.

¿Me califico de neocatólico? ¡pero claro! aunque en Chile seamos tan pocos que no alcance para constituir una “tendencia”. Lo único que lamento es que los laicos no podamos usar ropas tan cool como los sacerdotes, porque cada vez que veo un sacerdote con sotana negra me parece escuchar a “Rage Against The Machine” de fondo.

Más sobre Matrix y cristianismo, en esta entrada anterior.

Una pregunta para los comentarios: ¿Es posible hablar de neocatólicos en hispanoamérica? ¿existen como tendencia?

Anuncios
Categorías:Iglesia
  1. Anonymous
    4/08/05 en 2:09 pm

    Interesante tema puede ser. Pero yo lo planteara de otra manera.

    No es bueno darle bolilla a esas clasificaciones. Fomentamos pequeas divisiones o lo peor: relatividad.

    Ser catlico es ser catlico, con todo lo que ser catlico significa, y punto. Es errneo decir por ejemplo: “soy catlico pero tolero el aborto”. “Soy un catlico del tipo abortista”. Eso es un delirio. Eso no es ser catlico.

    Ceirse a “la ms estricta doctrina catlica” es una deformacin del lenguaje. La doctrina catlica es una, no tiene versiones estrictas o relajadas para elegir. Si no te cies en un punto a la doctrina catlica pues no te cies a la doctrina catlica, hablemos con propiedad.

    Por otro lado: creer “fuertemente” en el infierno, qu quiere decir? El catlico cree en el infierno, y punto (ms all de que los telogos catlicos lo definan de una o otra forma; y todos sabemos que no es un lugar de este mundo).

    Y lo de los estudios bblicos, pues la verdad es que de eso poco podra hablar ya que para eso estn los telogos y no los catlicos como yo que no tienen esos estudios.

    Saludos de un nuevo comentarista.
    J.

  2. 4/08/05 en 6:28 pm

    Bienvenido J, a mi rincn de la web, espero tenerte seguido por ac.
    Las etiquetas son odiosas pero necesarias para el da a da. En este caso la etiqueta ni siquiera la pongo yo sino el padre O’Leary. Las caractersticas de los neocatlicos que puse son una traduccin resumidas de las caractersticas que este sacerdote menciona en la entrada original de su blog.
    As como no creo que este fenmeno sea “inquietante”, sino esperanzador, tampoco estoy de acuerdo con muchas de las caricaturas que l hace, slo me limito en esa parte a traducirlas. Quiz eso no qued claro.
    Y eso que no puse otras caractersticas que eran de frentn ofensivas, como el ser derechistas y fanticos de Bush.
    Por ltimo, estoy de acuerdo contigo en que uno no puede escoger en qu sigue a la Iglesia y en qu no.

  3. 9/08/05 en 3:27 pm

    yo creo que existe esa etiqueta considerando que hay mucha gente que se dice Cristiana (catlica) pero que a la hora de hablar de sexo, aborto, anticoncepcin, ya no piensn con Cristo sino con su propia voluntad.
    En ese sentido, claro que podemos poner un nombre a este tipo de personas que so ms radicales dentro de la Iglesia. Aunque comparto la opinin del primer comentariasta que dice que un catlico ES y ya est.

    Para m uno que se dice ser Cristiano no tiene miedo a la muerte, a que la gente te persiga porque eres “cerrado de mente”, a luchar por llegar casto al matrimonio, a defender la institucin de la familia (“Lo que Dios ha unido no lo separe el hombre”), a no utilizar metodos anticonceptivos… ni en la soltera, ni en el matrimonio. Etc.

    Que si yo soy radical?
    Si Seor, porque Dios me lo pide y los tiempos lo ameritan.

    Aqu hay uno y otro post mo sobre estas cosillas.

    Buen blog… te sigo.

  4. 9/08/05 en 3:33 pm

    No s que pas con los links…

    Estn en mi blog en el archivo de Junio

    Se llaman:

    -) Sin miedos ni vergenzas
    -) Es el amor lo ms importante?

    La historia de Clemence con Alberto tambin tiene un poco de la mano de Dios.

    Chao!

  5. 10/08/05 en 1:09 pm

    De acuerdo con el primer comentario. Al ponernos el rtulo de neocatlicos o cualquier otro de esos, estamos dando lugar a que existan esas divisiones y estamos legitimando de alguna manera el “catolicismo con reparos”. Deca Hamlet: “ser o no ser, esa ese es el dilema”.
    Saludos.

  6. 12/08/05 en 6:09 am

    No estoy en absoluto de acuerdo con la afirmacin de que las etiquetas sean necesarias para el dia a dia. Como dice Sangre Azul las etiquetas significan divisin, y ya lo decia San Pablo en una de sus epstolas (estoy perezoso para buscar la cita, pero ya sabeis lo que quiero decir).

    El asunto que comentas de O’Leary lo abord en mi bitcora hace un par de semanas. No solo O’Leary busca la divisin, sino que adems dice cosas que son directamente mentira.

    Aceptar una “etiquetacin” me parece mala cosa (yo soy catlico, punto. Sin adjetivos que no necesito para nada) pero peor es aceptarla del enemigo. Y O’Leary es enemigo desde el momento que cuestiona el Magisterio de la Iglesia y busca la divisin entre sus miembros.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: